lunes, 12 de agosto de 2013

Cosas que contarte.(VIII)

Se puede afirmar, sin temor a equivocarse, que uno no siente la mezcolanza de cuerpo, espíritu y tierra hasta que no ha contemplado una tormenta lejana y ha percibido  el olor a humedad casi primigenia de la tierra ardiente , suave y pura de La Mancha.

Castilla, que bonita eres.

Foto de Castillo de Garcimuñoz , Cuenca.