viernes, 16 de agosto de 2013

Reflexiones castellanas: Sin ella yo no te quiero.

Es razón saludable comprender que para amar a España es  necesario detestar la España actual; algunos me tacharán  de "joseantoniano" y errarán , no obstante hay que estar muy jodido de la cabeza para no comprender la sinceridad del « me duele España»;  pues ,al igual que un hijo sufre por su madre enferma , es natural que quien ame España sufra  por la España actual, la España liberal, la España atea, la España blasfema, lá España muerta.

Pero yo quiero ir más allá y no afirmar que me duele España sino que esta España me da asco y siento verdadero desprecio por ella; pero precisamente porque también la amo, entiendo que está enferma : sufre de lepra y resulta desagradable a los sentidos , su carne se pudre y su piel se marchita pero , precisamente por ello, necesita de un amor filial y puro; enferma como Lázaro y más que nunca necesita de Aquella voz que diga de nuevo levántate y anda.

¡Anda junta! , ¡camina unida! pero no olvides que eres ni de dónde vienes; no olvides que polvo eres y que tu misión es encumbrar a tus hijos a lo más alto, junto a Él .

¡Anda alegre! ¡ marcha altiva! pero no olvides que la Cruz cuelga de tu cuello e inspira tu honra, que con la sangre que de esa Cruz emana, tus hijos se unieron en fraternal comunión.  No olvides que bajo su sombra conociste la grandeza y que debe alzarse siempre sobre tus banderas.

Sin ella yo no te quiero.