sábado, 2 de noviembre de 2013

PATRIA.

«(...) el patriotismo es un sublime egoísmo colectivo que supone el sacrificio de los individuales y ,en ocasiones , el de la vida. ¿Y cómo va a exigirlo el que tiene que profesar como un dogma el sacrificarlo todo a lo presente?: ¡Soldado , ve a morir por la patria!... en vano se dirá . ¡Soldado, ve a morir por la patria! Si  la Patria es una unidad religiosa y moral que junta en íntima hermandad las almas, y ata con la divina lazada de la creencia y tradición común la serie de las generaciones, y cubre con amor de madre bajo los pliegues de su manto a un pueblo que teje como una guirnalda su historia  para coronarla , entonces una voz agusta y solemne como el clamor de una raza saldrá de los templos y de los hogares y de los sepulcros de los antepasados gritando con el acento imperioso del deber y el dulce de un sentimiento maternal:  ¡Ven a morir por la patria!... ¡Dios lo quiere! pro aris et focis. Y el soldado, estrechando a los suyos murmurando una plegaria y lanzando una última mirada a la Cruz del santuario, se marchará resuelto y enardecido al combate, y, al ver brillar ante sus ojos y ondear al viento el emblema de la patria, podrá decir con más gallardía que los gladiadores de Roma : Los que van a morir te saludan.(...)»

Juan Vázquez de Mella -Estudio sobre la patria- (Obras Completas t.3 "Ideario")