sábado, 16 de agosto de 2014

El cielo es el límite.

"El valeroso Pelayo cercado está en Covadonga por cuatrocientos mil moros que en el zancarrón adoran; sólo cuarenta cristianos tiene, y aun veinte le sobran. Cuatrocientas mil cabezas de los perros de Mahoma los valerosos cristianos siegan, hienden y destrozan: concediendo así la Virgen, al gran Pelayo, Victoria".