domingo, 22 de febrero de 2015

Rompe sus barreras.

Olvidar el dinero como único medio posible de cambio y usarlo para lo imprescindible.

Trabajar menos, ganar lo justo, eliminar la avaricia.

Usar el tiempo para enriquecer nuestras vidas.

Nacemos con una única riqueza, el alma, y la vendemos por muy poco.  Siempre es una cuenta atrás.

Todo lo demás es "atrezzo".