viernes, 20 de febrero de 2015

Todos están muertos.

<<Considerad una cosa, señores. En el mundo antiguo la tiranía fue feroz y asoladora; y sin embargo, esa tiranía estaba limitada físicamente, porque los estados eran pequeños y las relaciones universales imposible de todo punto. Señores, las vías están preparadas para un tirano gigantesco, colosal, universal, inmenso [...] Ya no hay resistencias ni físicas, ni morales. Físicas, porque con los buques y las vías férreas no hay fronteras, con el telégrafo no hay distancias.  Y no hay resistencias morales, porque todos los ánimos están divididos y todos los patriotismos están muertos.>>

Esto nos lo decía Donoso en su "Discurso sobre los sucesos de Roma" en  1849. No sé bien que diría 166 años más tarde pero no cabe duda de que las vías ya están listas y el tirano cerca.