jueves, 16 de abril de 2015

Cambia de rumbo

Hay que comprender y ser conscientes de que Tradición no significa retroceder ni pararse, sino caminar, marchar, dentro de nuestra singularidad como comunidad. 

El caso es que el afán de movimiento necesita una dirección y , en un mundo vacío que nos desprecia y que nosotros despreciamos, comprender que la dirección debe darse en otro rumbo. Un rumbo que no es meta -nunca- ni pasado, ni fácil, ni agradable, pero si saludable y eterno.

Al final todo se resume en postrar la materia ante la exaltación del espíritu.