lunes, 4 de abril de 2011

Anticlericales de Madrid ¡Uníos!



Cuando uno lee estas noticias lo primero que le viene a la cabeza seguramente sea cometer algún disparate, por otro lado de forma lógica más si vemos o nos acercamos a los hechos ocurridos últimamente en España, donde miembros de colectivos de baja estofa están , cada vez más, dirigiendo su odio hacia lo que nosotros consideramos más sagrado, lo cual ofende en lo más profundo , por supuesto, y cualquier reacción será siempre lógica, razonable y comprensible, no hay más que leer las Sagradas Escrituras y contemplar al Señor sacando a base de palos mercaderes del Templo…la Santa Ira ya saben, pero también da que pensar.

Esta gente , a fin de imitar a sus abuelos, quiere lanzarse a la calle, pero mientras sus abuelos , que espero estén pagando sus pecados,  lo hacían a lo grande, estos milicianos de pacotilla, de finde y calimocho , demostrando su torpeza mental, utilizan el sistema más contraproducente para atacarnos. La vulgaridad, la falta de respeto, el insulto… no dan paso más que al rechazo.


Van a conseguir , precisamente lo contrario a lo que se proponían. Ya sucedió con el agravio de Somosaguas, donde se consiguió de nuevo aunar a la sociedad católica y afianzarla más en la Fe, uniéndose a ella como muestra de rechazo una importante parte de sociedad no religiosa. No obstante este ataque a la capilla universitaria estaba revestido de buenismo progre con performance lésbica incluida (sic), lo que le hizo contar con el apoyo de lo más rancio y trasnochado de la fauna progresista de este país.

Pero ahora no, ahora querido lector, se enfrentan a una seña de identidad muchísimo más fuerte de lo que pueda suponer para un ateo una capilla. Ahora atacan la Semana Santa, uno de nuestras señas religiosas, artísticas, históricas… culturales más importantes, además desde una perspectiva barriobajera , cutre y muy ofensiva, lo que va a conllevar no solo nuestra lógica reacción (que espero sea contundente al igual que en la Universidad de Valencia) ,  como católicos , sino que una gran parte de la sociedad se va a sentir ofendida independientemente de su fe (cristiano o ateo).



Por eso decía al principio que resultaba un acto digno de mentes lentas y torpes pues aquí ya no transgreden nada (por desgracia en estos tiempos ya no queda nada que transgredir) , únicamente el insulto fácil y barato… Sus teóricos de los años 70 intentaron atacar de forma muy agresiva mediante cañonazos pseudo-intelectuales, con un poso bien estratificado de Revolución a la gabacha que caló y muy hondo en las generaciones universitarias….pero esto es de risa, ni son como sus abuelos, ni como sus padres, estos desgraciados no son más que unos payasos.

Estimada Asociación de Ateos y Librepensadores de Madrid, bienvenidos ,de nuevo, a la M.A.R.G.I.N.A.L.I.D.A.D.