lunes, 30 de enero de 2012

Navas de Tolosa 1212 , efemérides 31 de Enero

La batalla de las Navas de Tolosa por Victor Morelli
Ya en 1210, el Papa Inocencio III ordena al Arzobispo de Toledo Don Rodrigo Jiménez de Rada que actúe sobre el Rey Alfonso VIII, para que reanude su lucha contra el Islam en la Península.

El sueño de Inocencio III...¿La Cruzada?
 
A finales de este año, el Papa escribe a todos los Obispos y Arzobispos de España para que ayuden al Rey de España y a su hijo el infante Don Fernando en la lucha contra los sarracenos, perdonando a quien participe en dicha causa, todos los pecados. También concede “la misma remisión de los pecados a los extranjeros que por propia devoción vinieran a realizar fielmente esa obra”, lo que convierte la campaña en una Cruzada.

 
En septiembre de 1211 cae el castillo de Salvatierra en poder sarraceno, aniquilando a los Calatravos que desde 1209 lo defendían. Este hecho es el detonante de la campaña que se realizará al año siguiente. Alfonso VIII, durante un Consejo en Toledo, decide dar batalla a los almohades en la semana de Pentecostés del siguiente año.

Con el fin de lograr más apoyo exterior, Alfonso VIII envía al obispo de Segovia a Roma, con el objeto de solicitar al Papa una nueva bula que predique la Cruzada. el Obispo Gerardo y el Papa Inocencio III, se reúnen en Roma, y el resultado es una nueva toma de decisiones del Papa.

Jiménez de Rada y A.Nebrija
Mañana, mientras estéis quitando el papel a la magdalena u os miréis al espejo para afeitaros unos o maquillaros otras, recordad que un 31 de enero de 1212, hace exactamente 800 años, salió de Roma el Arzobispo de Sens (ciudad francesa), con la orden directa del Papa de buscar apoyos en toda Europa en auxilio del Rey de Castilla. Esta campaña publicitaria ya la anotaron los musulmanes en sus crónicas: “los frailes cristianos fueron desde Portugal a Constantinopla pidiendo ayuda”.

Aunque los preparativos comenzaron años antes, un 31 de enero de 1212 se pone en marcha la gran Cruzada.