martes, 31 de enero de 2012

Reflexiones castellanas: Como está el patio

Madre mía como está el patio macho, ahora resulta que se ha puesto de acuerdo toda la prensa más o menos derechosa en cubrir de flores y elogios al nuevo gobierno por los avances que, en materia moral y ciudadana, esta llevando a cabo, adoptando de paso y como viene siendo habitual, el discurso cursi, pijo y progre de la izquierda…quizás así puedan quitarse el tufillo a fachas que la izquierda no para de recordarles.

Es algo a lo que ya estamos acostumbrados, nada nuevo bajo el sol como suele decirse pero es que, la verdad, me hace muchísima gracia los aires de triunfitos que se dan, tanto los peperos como sus acólitos periolistos; yo que se, a los sociatas por lo menos los veía venir.

El pedazo de detritus que tenemos como ministro de Justicia, con su pedantería y cursilería habitual, nos dice que <<los más progresista que he hecho en mi vida política es defender el derecho a la vida>> … y todo por esto. Vamos a ver, que me parece no haber entendido absolutamente nada, resulta que este señor (al que le debo pagar impuestos casi hasta por ir a mear), cuya labor al frente del ayuntamiento de Madrid, entre otras lindezas, ha sido la de financiar infraestructuras asesinas (centro de planificación familiar, abortorios…) , se quiere apuntar el tanto de defensor de la vida y la moral ¡venga coño! ¿La vuelta a la legislación anterior es defender la vida? Por que además no es ni tan siquiera eso, es una ley que cabalga a medias entrambas…todas ellas asesinas.  Este tío se cree que somos todos tontos y apañado, cosa que no es de extrañar viendo la repercusión de su noticia en los medios que más caña debían de darle, es decir, los católicos; menos mal que siempre quedan voces disidentes y como viene siendo habitual, Don Juan Manuel de Prada (entre otros cientos, solo que este tiene más repercusión) le pone las cosas en su sitio, a ver si aprendemos. Gracias al señor Gallardón, los peperos de nuevo se pueden colgar el adjetivo de progresistas y mirar de tú a tú a sus rivales, ¿de eso se trata?

Como decía, el patio anda jodido, por que de nuevo dando un paseo por la prensa, las rodilleras andan calentitas, los pechos se hinchan y la autosatisfacción conservadora liberal hiede a podrido. Agárrate los bajos sucolega que ahí va eso: <<Wert: Ciudadanía se convierte en Educación cívica . El ministro de Educación ha anunciado hoy que el Gobierno sustituirá EpC por Educación Cívica y Constitucional, "libre de adoctrinamiento ideológico">>.

Lo sé, lo sé, parece cachondeo pero no, ¡José María! ¡ya no me van a adoctrinar a la criatura con progresía izquierdosa!, menos mal que ya no existe el adoctrinamiento ideológico, no no, aunque a los amigos de La Gaceta se les olvida poner en el titular de letras grandotas lo que viene después; si si, ya se que lo habrás leído tío, pero te lo voy a recalcar por si acaso << el Gobierno sustituirá EpC por Educación Cívica y Constitucional>> ¡toma que toma! Eso no es adoctrinar, pues nada, lo mismo da que en la Rusia soviética en las escuelas se impartiese una asignatura con un nombre graciosamente parecido “Educación en valores revolucionarios y del Estado”. Parecido ¿verdad? ¡Aghh!  ¡más patriotismo constitucional por vena sita enfermera que me da el bajón!. Me da en la nariz que uno de los puntos fuertes de esta asignatura se impartirá a medias con la clase de Gimnasia (o el nombre cursi que tenga a día de hoy ¿psicomotricidad? ) donde los nenes tendrán que trabajar el bíceps, el antebrazo y la muñeca para no errar el lanzamiento de voto cívico y constitucional a la hora participar en unas sacrosantas elecciones.


Orgasmos democráticos.