sábado, 29 de marzo de 2014

Somos hombres de otro siglo (XV): Construir la Historia

Comprometidos , metidos en compromisos andamos nosotros de hacer una Historia, continuadora, y si es posible, superadora, de las mejores páginas y hechos y hombres de la Historia de nuestra Patria.

Con ese afán están convocando los días a los hombres. Por ello se nos llama, hermano, a las puertas del espíritu de castellanos conscientes y seguros de que cuánto tenemos o cuanto tengamos fruto de nuestros esfuerzos habrá de ser; que regalarlo no habrá nadie , cuando nunca se regalaren hechos de historia en el correr de lo Universal.

La Historia la construyen los que andan, los inquietos.

Debemos hacer ,y nos va la vida en ello, una Historia de buenos ejemplos que marquen caminos de esperanza y una gran historia de malos ejemplos que sean buenas lecciones de arrepentimiento , porque, hermano, tu y yo sabemos que, el hombre cae y se levanta 70 veces 7 y más... que el arrepentimiento y la humildad son ,si cabe , mayores ejemplos que los buenos comportamientos...o no, yo no lo sé, pero lo intuyo. 

Porque solidarios nos hicimos y nos hacemos de toda la Historia pasada de España, para hacer en la presente una buena historia y tener para el porvenir la mejor Historia escrita.

Para hacer historia se llega convocado por la fe, dispuesto a escribirla ejemplarmente, monolíticamente , audazmente.

Por una Historia nueva, continuadora de aquella, estamos aquí sobre España y en la tierra , citados para no desmayar, citados a construir, a levantar, a hacer.

Hagamos la historia vehementemente, sin prisas y sin desastres. Con la lenta ceremonia de un rezo - aunque las obras se hagan con la exigente rapidez de un hecho deseado y vital porque los hombres que se van formando, formados  quedan a la imagen y semejanza del arquetipo humano que campea las páginas de la mejor Historia pasada.

Y a fe que me da igual leer lo que dentro de 80 años dirán de estos tiempos los libros. A fe que no me gustaría ver las imágenes de esta época y cómo se narrarán los hechos de los hombres de hoy... y a fe digo que por eso debemos hacer Historia.

La Historia, hermano, me dijeron un buen día , está en nosotros mismos y ya no podemos volvernos atrás. Hay que hacerla con todas sus consecuencias y sólo quienes llevan grabada la llamada de los elegidos pueden escribirla a la vez que cabalgan.

Por un solar cristiano ,hispánico, libre y monárquico, se gritó en cierta ocasión para hacer la Historia. ¡Hagámosla así: cristiana ,hispánica ,libre y leal!  aunque los hechos cantan años atrás los ejemplos de esta hora.