martes, 7 de octubre de 2014

Acción, movimiento, vida.

Por que no es lo mismo Tradicionalismo que conservadurismo, tampoco es lo mismo conocer la teoría que aplicarla; por ello muchos tradicionalistas están sometidos (de forma autocomplaciente) al yugo del conservadurismo decimonónico, al leer y no hacer, al criticar y no ofrecer, al destruir y no construir.

Tradición es acción, es movimiento, es vida.

Por que la Tradición , a diferencia de lo que algún listo reclama, no es una mera definición partidista o sopa de siglas de ésta, y tampoco es el militar en torno a 4 principios mínimos no negociables abanderados por fuerzas -o fuercitas- políticas católicas ...otra cosa serán meras combinaciones en lo temporal elaboradas según un programa pragmático delimitado por el tiempo y las circunstancias.

Por que la Tradición no necesita tampoco del beneplácito constante de la Iglesia, a la que ya no hacen caso ni los mismos católicos, y cuyas prescripciones son seguidas- y criticadas- mayoritariamente (y casi en exclusiva) por esos mismos tradicionalistas.

Por que una cierta dosis de anticlericalismo en el "quehacer" político es siempre saludable.

Por que me niego a estar parado discutiendo acerca de elementos que ni nos ocupan ni nos conciernen , mientras el mundo se derrumba a nuestro alrededor.