miércoles, 8 de octubre de 2014

Mundo caníbal

Si el todopoderoso mercado siempre tiene la razón y todo se reduce a un problema de oferta, de falta de competitividad, de altos salarios, de poca atracción de capital, el único camino que queda es el empobrecimiento continuado de las familias (2+2=4), donde las mujeres y las familias que ellas forman ven recortada todavía más su autonomía. Si la familia es el núcleo básico de la sociedad y éstas se ven empobrecidas, por consiguiente la sociedad entera se empobrece mientras la acumulación de capital se amasa en cada vez menos manos.

Los que dicen que es imposible financiar las pensiones, son los que no quieren contratar embarazadas.

El liberalismo va tirando su careta al suelo y quiere devorarnos.

La vida es un problema para ellos.

Por eso reivindicamos la vida, por que reivindicamos la Verdad, por que amamos la Justicia, por que es nuestra la belleza.