domingo, 15 de mayo de 2016

Bares ¡Qué lugares!

La teología de bar da para una tesis: de Royo Marín a Chesterton. Yo amo los bares per sé, pero si es con teologia ya los amo incluso con virtud.