martes, 31 de agosto de 2010

¿Vergüenza desde Andalucía? o Museo de las Navas de Tolosa



Vamos a situarnos, es sabido por todos que en Jaén se encuentra el museo de la Batalla de las Navas de Tolosa, el cual yo tengo (o tenía) unas ganas aplastantes de visitar, pero que hasta la fecha me ha resultado imposible. Por ello , me propuse revisar e investigar datos acerca del citado museo a través de la red, y ¡Sorpresa! unicamente me he llevado decepción tras decepción. Tanto en las fuentes pro-museo como en las que se posicionan abiertamente en contra.


Primeramente me encuentro con un artículo en "La Carolina" que abre <<El Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa: una muestra de tolerancia y respeto de la multiculturalidad>> y ya me tiemblan las piernas, se me pone la mala leche y me nacen deseos de , espada del siglo XIII en mano, cortar alguna que otra cabeza. Pero el tema no acaba ahí, no, unicamente empieza...me agarro lo bajos y retomo la lectura <<En este acto, López ha destacado que este complejo museístico supone “una llamada permanente a la tolerancia y al respeto de la multiculturalidad, que hoy sigue siendo un asunto vital para todo el mundo”, una singularidad que junto al moderno diseño del edificio y su ubicación estratégica en Santa >>. Fumo de mi cigarro, y decido, por el bien de mi proceso estomacal, no continuar con la lectura de semejante mierda. Vuelvo a buscar información en más prensa y lo unico que saco en claro es más de lo mismo, tergiversación histórica, relativismo y "bajapantalonismo" cultural. Asqueado recuerdo una frase que releí ayer mismo por la noche del nihilista Orwell que decía "Quién controla el pasado controla el futuro, y quién controla el presente controla el pasado" ,o algo así, total, que el mensaje queda bastante claro y resume muy bien la situación que se vive actualmente, no solo en Jaén, si no en toda España, Europa y el mundo Occidental (salvo honrosas excepciones).

Entonces me pregunto, ¿nos estamos volviendo gilipollas? pero , gracias a Dios , encuentro , en un proceso desesperado de busqueda, un artículo bastante esclarecedor que reproduzco a continuación:


Vergüenza desde Andalucía.

¿Renunciaréis eternamente a vuestro glorioso pasado, castellanos de Castilla La Novísima, Andaluces?

Vergüenza, para los responsables de su contenido y para aquellos que ha promovido semejante engendro, ha de producir el nuevo “Museo” de la Batalla de Las Navas de Tolosa, inaugurado semanas atrás en Jaén.


Vergüenza, pues en primer lugar no se trata de un Museo, término del que toma nombre, pues ni colección tiene (mostrando un mínimo número de objetos que replican cualquier cosa de cualquier lugar de la historia medieval hispana) ni divulga datos históricos objetivos sobre los sucesos que llevaron a aquella batalla, ni datos reales sobre la propia batalla.


Presentan a un Rey Alfonso VIII de Castilla “rencoroso”, rey de tierras de brutos descerebrados (hablan de feudalismo en Castilla e ignoran las Comunidades de Villa y Tierra), mientras en frente estaba el Califa justo, el “Miramamolin”, señor de tierras de paz, amor y justicia.


No hablan de las miles de muertes previas, de generaciones de hispanos no musulmanes asesinados, sin hacienda, sin tierras ni alimento tras los incendios, asesinatos y raptos anuales, década tras década, siglo tras siglo.


Presentan al califa Almohade, en Marrakech vivía y allí convocó a su ejercito dos años antes de la batalla para acabar con los cristianos de la península, como al buen señor de los andalusíes (las tropas andalusíes, los hispano musulmanes, no lucharon en la batalla contra los castellanos, aragoneses o navarros pues se retiraron del campo de combate antes de choque de armas por odio a la opresión ejercida en las tierras del sur de la península por los Almohades, magrebíes eran).


Lo poco que se cuenta en este engendro llamado museo es tendencioso a lo castellano, a lo cristiano (ya sea castellano, aragonés, navarro o ultramontano) y favorable a lo musulmán (garante de libertades en aquellos y estos tiempos, según refleja el discurso del “Engendro” andaluz).

Es, en definitiva, una obra política repugnante, financiada con dinero público, que busca (como en tantas ocasiones) ocultar la verdad histórica y, a través de la falsedad más aparente, adoctrinar a los visitantes incautos en una relación de modos de vida que no existieron, de personalidades que no actuaron como se presenta, y de sucesos que no se produjeron, ni por los motivos ni en la forma que la historia ya dictaminó.

Con la victoria cristiana en esa batalla se consiguió, en el tiempo, la libertad individual que hoy asiste a los habitantes de iberia, libertad que no valoran los que hoy día pretenden engañar a su sociedad. Son seres despreciables pues no respetan los enormes sacrificios de sus antepasados, generación tras generación, y por consignas políticas basadas en el odio y la ignorancia transmiten falsedades históricas con el fin de reescribir la historia a la medida de sus necesidades, esto es, gobernar un pueblo sin alma.

Notas:


- Engendro (fuente: RAE): Plan, designio u obra intelectual mal concebidos.


- Si Ambrosio Huici Miranda (Catedrático e Historiador republicano, represaliado tras la Guerra Civil) visitase este “Engendro”, que no Museo, de la Batalla de las Navas de Tolosa, no podría sino llorar de pena al saber que el “pueblo” está perdido.


- Si podéis, no dejéis de leer su obra “Las grandes batallas de la Reconquista durante las invasiones africanas”, publicada en el año 1956.



Como casi todas las mañanas , estoy un poco escéptico, pero me consuela el pensar que en la región que otrora fueran los Reinos de Andalucía (hoy infamados, como el resto de España, por una Comunidad Autónoma bastarda) hay muchísima gente que esta dispuesta a salvar la bandera y , como el buen Hernán Pérez del Pulgar en sus incursiones nocturnas por Granada ,echarle un par de huevos (disculpen mi vocabulario, pero la ocasión lo merece) y plantarle cara al politicamente correcto (al que Chesterton, muy a la inglesa, llamaría defensor del "buen gusto"). De ese espíritu valiente queda mucho y lo leo a diario en este foro, pero no es trabajo solo de ellos, es nuestro, pues no solo sus antepasados derramaron su sangre en aquella batalla, fueron todos, gallegos, vascos,aragoneses, castellanos, leoneses (desgraciadamente sin su Rey, pero haberlos los hubo), catalanes, valencianos...y algún que otro guiri.

Ya nos quieren robar lo poco que nos queda, que es nuestra memoría como país y por mi parte, salvo que alguien me convezca de lo contrario, visitaré las Navas de Tolosa, por supuesto,y tendré que ser yo quién explique a mis hijas lo que en dicho lugar sucedió, pero voto a tal que no entraré en ese antro mierdoso de "museo" que , según me he informado, conforma una oda al buenrollismo cultural, a la alianza de civilizaciones, a la reconciliación entre religiones....¡vamos! lo mismito que lo sucedido aquel 16 de Julio de 1212 cuando se pasó a cuchillo al moro.