domingo, 21 de agosto de 2011

Mayo del 68 o el triunfo del Ego (II)


Consecuencias más significativas

Una de las consecuencias más significativas, como consecuencia de la idea de emancipación, fue el cuestionamiento de la imagen del padre y más concretamente lo que simboliza el padre como imagen de autoridad o sentido de la ley, todo debía ser discutido.

Esto mismo derivó en la sustitución de esa imagen autoritaria del padre por la del grupo social de pertenencia generando pues una especie de sociedad fraternalista infinitamente más conflictiva que la anterior. ¿De qué modo? Ya no representaba una sociedad basada en la autoridad, se había destruido el principio regulador que la regia, las relaciones se convertían en luchas de poder, de un grupo sobre otro y eso lógicamente genera conflicto. Esta misma sociedad conflictiva en la que todo se debía discutir, todo era relativo y nada era absoluto generó un sentimiento de desarraigo, que ha ido creciendo con los años, llegando a la situación actual de amoralidad social.

En resumen , hubo una negación de la autoridad y una negación de la transmisión representada por la tradición, a la cual veían como cabeza de turco, todo era valido, si era nuevo…mientras se despreciaba lo legado y todo ello creó confusión en los más diversos campos, desde el aprendizaje, la conducta o los puntos de referencia.