lunes, 10 de octubre de 2011

Cristianos en Egipto. Su valor, nuestra vergüenza



“Puesto que vuestros hermanos que viven en el Oriente requieren urgentemente de vuestra ayuda, y vosotros debéis esmeraros para otorgarles la asistencia que les ha venido siendo prometida hace tanto. Ya que, como habréis oído, los turcos y los árabes los han atacado y han conquistado vastos territorios[...] Han matado y capturado a muchos, y han destruido las iglesias y han devastado el imperio. Si vosotros, impuramente, permitís que esto continúe sucediendo, los fieles de Dios seguirán siendo atacados cada vez con más dureza. En vista de esto, yo, o más bien, el Señor os designa como heraldos de Cristo para anunciar esto en todas partes y para convencer a gentes de todo rango, infantes y caballeros, ricos y pobres, para asistir prontamente a aquellos cristianos y destruir a esa raza vil que ocupa las tierras de nuestros hermanos. Digo esto para los que están presentes, pero también se aplica a aquéllos ausentes. Más aún, Cristo mismo lo ordena.”


Papa Urbano II 27 de noviembre de 1095


( Concilio de Clermont)




http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=10234
http://www.abc.es/20111010/internacional/abci-unos-coptos-enfrentan-militares-201110101407.html
http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=18179