sábado, 18 de agosto de 2012

Reflexiones castellanas: Libertad

(...)<<Cuando el Hombre-Dios nos dijo: "Sed buenos", nos dijo: "Sed libres". Por eso tenemos hasta obligación de ser libres los cristianos. (...) En un pueblo , en su mayor parte al menos, verdadera, eficaz, ardientemente cristiano, es imposible la tiranía: la sola actitud pasiva pero firme y noble de este pueblo, haría retroceder al tirano y morir de vergüenza a todos los egoístas que formasen su corte. (...)>>




Antonio Aparisi i Guijarro <<Pensamientos filosófico-políticos>>


Libertad del hombre, comprendida como medio y como elemento interno del ser humano...simplemente es su conceptualización clásica, católica y recogida en el derecho natural. La libertad que nos enfrenta a los impulsos, pasiones e instintos ( los que queden...) y que, librándonos de ellos, nos convierte en dueños de nosotros mismos; esto, Dios mediante, nos permite que seamos capaces de regir nuestra vida como hombre. Es decir, la libertad es el medio que nos permite ser hombre.


"Libertad" moderna, liberal, Revolucionaria, o como me gusta decir, Libertad del animal , que es concebida como un fin en si misma y no puede ser más diferente que la anterior. Es la "libertad" de hacer lo que nos apetezca en el momento que nos apetezca, es decir, el <<lo quiero ahora y lo quiero ya>>; es el dejarnos arrastrar precisamente por aquello que los clásicos entendieron que era contrario a la libertad, esto es: las pasiones, los impulsos y los instintos (repito, si es que quedan). Es la "libertad" que nos condena al estado animal y primitivo y que supone el mejor caldo de cultivo de cualquier totalitarismo, sea de la índole que sea.


Ya dijo Solschenizyn (creo sea una verdadera escuela al haber sufrido un totalitarismo brutal) que el peor de todos los regímenes totalitarios era el liberal puesto que generaba verdaderos esclavos ignorantes de su condición y que retroalimentaban precisamente esta. Belloc también lo vino demostrando a lo largo de su vida y magistralmente sintetizado en "El estado servil". Pero bueno, ya puestos a buscar autores acerca de ello, me quedo con Aparisi i Guijarro o Balmes, que décadas antes ya lo expusieron de forma acertadísima.