miércoles, 21 de octubre de 2015

No entienden nada

Asco me dan aquellos que se autoproclaman "pueblo", que se reclaman mayoría...las mayorías, nos enseña la práctica,  no quieren liberarse sino exigir tiranías más firmes, mayor intromisión y control de poderes políticos en sus vidas; si algo detestan y temen las mayorías es la libertad, la Verdad. Le tienen horror, no la pueden ver. Las mayorías son un verdadero museo de todas las bajezas y miserias de los siglos con tal de que les impida pensar y sentir, reduciendo su vida al estómago y la entrepierna,  se lo tragan todo, lo admiran todo, lo desdeñan todo, lo defienden todo...pero no entienden nada.

Esa es la única mística de la democracia y sus voceros.