viernes, 24 de enero de 2014

Omnia perversas.

Claro que baja el paro. ¿Qué prefieres, cobrar el paro o tener un "minijob"?¿Qué prefieres adaptarte a lo que hay o quedarte sin oportunidades?. Todo este tipo de afirmaciones tajantes son aparentemente tan ciertas como perversas. Asimilan la situación desde la necesidad biológica de la supervivencia como algo inmutable, al margen de todo contexto, de toda posibilidad de cambio, sin culpables en su origen, sin soluciones en su perspectiva. 

Bienvenidos al Estado Servil.