martes, 6 de septiembre de 2011

Policías católicos, necesidad de movimiento


He llegado esta mañana al trabajo y ya en la puerta me han asaltado:

-¿Esos carteles los has puesto tu?¿O ha sido Menganito?
-¿Qué carteles?
-Los de los policías cristianos
-Que va, yo no he puesto nada y, que yo sepa, Menganito tampoco.

Total, que de camino a los vestuarios, donde se encuentra el tablón de anuncios, me he encontrado con esto:



Por pura curiosidad he buscado a través de Internet acerca de esta coordinadora y he visto que son evangelistas, y bueno, poco más de interés me ha reportado, aunque si me ha dado mucho que pensar. Aquí viene la reflexión, siendo nosotros, es decir, los policías católicos, una amplia mayoría, ¿Se puede saber donde estamos y como nos movemos? ¡de ninguna manera! Mientras que estos señores que no deben ser demasiados (desde luego no tengo la más remota idea de quien haya podido ser el que ha colgado este cartel en la comisaría ) ahí están, moviéndose.

Como algunos sabrán, ya nos estamos moviendo para iniciar un proyecto en común , pero queda todavía mucho por hacer.

Menuda colleja nos merecemos, ya nos podemos poner las pilas.