lunes, 5 de mayo de 2014

Odio Eterno al Mundo Moderno

El Estado Servil se empeña en mostrarnos que la capacidad de una familia para tener hijos es proporcional a su desentendimiento de la "realidad" social donde se desenvuelve su actividad vital .

Incluso en términos económicos, los liberales han abandonado su tesis del hijo como activo económico, pues la propia naturaleza de la "prole" desnaturalizada bajo un sistema industrial ha conseguido alcanzar derechos innatos (o no tanto) para esos "activos económicos".

El caso es que ya no vivimos bajo un sistema industrial sino financiero y los liberales - progresistas/conservadores - han capitalizado su tesis , revolucionándola aun más, induciendo el concepto de hijo como  un pasivo económico, un gasto que no se puede afrontar, algo que paraliza "tu" vida.

Para el Mundo Moderno la concepción clásica/cristiana de la familia carece por completo de sentido, se trata de hacernos tragar con el "matrix moderno" donde un hijo es un problema y por ello tenemos el "derecho" de exterminarle antes de que nazca.