miércoles, 14 de diciembre de 2011

Juana Tabor, 666 y El 6º Sello, de Hugo Wast

666 Homo Legen

Editorial Aldecoa , Colección "Obras completas de Hugo Wast" Tomo XXIX

Parece mentira que uno de los escritores más prolíficos y de mejor calidad de lengua castellana de todo el siglo XX sea en la actualidad prácticamente un desconocido. He de admitir que yo no sabía absolutamente nada de él hasta que apareció el “libro-combo” 666, que recoge las dos partes de la novela que el autor escribiera sobre el Apocalipsis y que fue reeditado por Homo Legen hace unos años.

Lógicamente la hegemonía bien pensante me invita a creer que cuando un autor es silenciado es que generalmente resulta nocivo y  peligroso para el pensamiento único. Esto viene sucediendo desde que el mundo es mundo, aunque quizás ahora resulte más inverosímil debido al modelo de sociedad (que posee como pilar de  crecimiento  la velocidad de información). De todas maneras, el autor proviene de un país latino, más si cabe hispánico, ambiente sociocultural idóneo para el progresismo, donde tenemos la inteligente manía de querer convertirnos en vanguardia del progresismo internacional. De esta clase de silencio en España sabemos mucho, pero a poco que rasquemos nos encontramos que los países hermanos actúan de forma similar y en el caso de mi bien amada Argentina, se lo podrían haber preguntado al Padre Castellani sin ir más lejos y es que , estimado lector, ya sabemos que todo se pega.

En fin, tomando la novela cabe mencionar que me ha sorprendido bastante, rápida (a pesar de que la historia abarca décadas) , inteligente y sana, en algunos casos terrorífica (las apariciones de Voltaire, la bacanal final en la India…) y siempre esperanzadora En ella no vamos a encontrarnos con conspiraciones de claustro ni con ordenes militares masónico-progresistas, nos vamos a encontrar con puro y duro cristianismo. 

¡Paremos! Usted podrá pensar que quien coño soy yo para opinar acerca de si la visión novelada del Apocalipsis que nos ofrece el autor es verdaderamente cristiana o es una simple vanagloria de un pirado, y seguramente tendrá razón, no soy teólogo  y el Apocalipsis necesito que me lo expliquen cada tres líneas, pero es que precisamente el autor tiene un exquisito libro de exégesis, “El 6º sello”, acerca del Apocalipsis donde plasma una interpretación puramente ortodoxa de lo que como intelectual católico conocía e intuía en el último de San Juan. Esto no lo digo yo, lo dice en el prólogo  el padre Don José J. Ortega Torres, sacerdote e intelectual colombiano. 
Total, la novela es una síntesis más mundana de la interpretación que del Apocalipsis concreta Don Gustavo en “El 6º Sello” y cabe decir que lo hace muy bien. En mi opinión se va de rosas cuando trata el tema de las revueltas y la guerra en Argentina, pues lo deja inacabado y este es el único contra punta que encuentro en la novela, la cual posee todas las cualidades para enganchar. Cosa esta última que nos deja con un cierto aire de insatisfacción al acabarla por que se hace corta y uno quiere más.

Hugo Wast es uno de esos autores que tenemos la obligación de recuperar.